Tikamoon BLOG

  • es
    • fr

La habitación de

Zoe

Después del nacimiento de los hijos, la renovación de una casa es una de las aventuras más intensas que la vida puede ofrece. Se trata de una auténtica prueba de fuego para una pareja y su vida en familia. Es también una experiencia muy enriquecedora donde se toma conciencia, entre otras cosas, de la paciencia y de sus límites… Así es como hemos descubierto, día tras día, el oficio de jefe de obra, que va necesariamente acompañado de la práctica diaria de las técnicas de respiración y relajación. Nos hemos convertido en auténticos profesionales del Tetris y, lo que es más importante, ¡hemos encontrado de nuevo la fe! Porque sin ella, el camino hubiese sido mucho más difícil . En pocas palabras: renovar una casa y convivir con obras a diario no siempre es fácil, pero también es muy emocionante y gratificante. Hemos avanzado lento pero seguro… y poco a poco hemos ido observando con ilusión la metamorfosis de nuestra casa de campo. Nuestro hogar iba tomando forma en este antiguo granero lleno de historia, y eso es algo maravilloso.

Una de las primeras estancias que hemos renovado y decorado ha sido la habitación de Zoé, nuestra hija mayor. Hemos creado un ambiente que se parece a ella: sensible, dulce y acogedor. Ella quería que fuera de color rosa. No nos pareció muy original y nos decantamos por tonos pastel que rápidamente nos llenaron la cabeza de ideas y de inspiración. Ahora la madera clara y el ratán coexisten entre lo viejo y lo nuevo. Una mezcla que funciona a la perfección y que da una sensación absoluta de calma y tranquilidad. La habitación de Zoé es como una suave burbuja, muy adecuada para una futura preadolescente. ¡Con la silla de ratán Mina hemos creado una zona de lectura en la que a Zoé le encanta pasar el rato o reunirse con sus amigas para hablar de sus cosas! Se trata de una silla muy versátil que seguramente también se utilizará en los días soleados para sentarse a tomar un aperitivo en el jardín… Continuará.